DailyVerses.netTemasVersículo al AzarRegistrar

Versículos de la Biblia sobre la Dependencia

«Porque yo soy el SEÑOR, tu Dios, que sostiene tu mano derecha… Isaías 41:13»
Porque yo soy el Señor, tu Dios, que sostiene tu mano derecha; yo soy quien te dice: “No temas, yo te ayudaré”.Neboť já Hospodin jsem tvůj Bůh, který tě bere za ruku a říká: „Neměj strach, já sám ti pomáhám!“
Confía en el Señor de todo corazón, y no en tu propia inteligencia. Reconócelo en todos tus caminos, y él allanará tus sendas.Celým svým srdcem důvěřuj Hospodinu, nespoléhej se na vlastní rozumnost. Na každém kroku snaž se jej poznávat, on sám tvé stezky urovná.
El corazón del hombre traza su rumbo, pero sus pasos los dirige el Señor.Člověk přemítá v srdci o své cestě, jeho kroky však řídí Hospodin.
Podrán desfallecer mi cuerpo y mi espíritu, pero Dios fortalece mi corazón; él es mi herencia eterna.I když mé tělo i srdce strádají, Bůh je má síla, můj podíl navěky!
A las montañas levanto mis ojos; ¿de dónde ha de venir mi ayuda? Mi ayuda proviene del Señor, creador del cielo y de la tierra.K horám své oči obracím – odkud se dočkám pomoci? Má pomoc od Hospodina přichází, jenž nebe i zemi učinil!
El corazón humano genera muchos proyectos, pero al final prevalecen los designios del Señor.Člověk má v srdci mnohé plány, stane se ale, co chce Hospodin.
No digo esto porque esté necesitado, pues he aprendido a estar satisfecho en cualquier situación en que me encuentre.Neříkám to proto, že bych trpěl nedostatkem; naučil jsem se totiž být za všech okolností spokojen.
Él fortalece al cansado y acrecienta las fuerzas del débil.On dává sílu znaveným a vysílené umí posílit.
Yo soy la vid y ustedes son las ramas. El que permanece en mí, como yo en él, dará mucho fruto; separados de mí no pueden ustedes hacer nada.Já jsem vinná réva a vy ratolesti. Kdo zůstává ve mně a já v něm, ten nese mnoho ovoce; beze mě nedokážete nic.
No permitirá que tu pie resbale; jamás duerme el que te cuida.On nedá klopýtnout noze tvé, tvůj ochránce jistě nedříme.
Vivan en armonía los unos con los otros. No sean arrogantes, sino háganse solidarios con los humildes. No se crean los únicos que saben.Berte na sebe navzájem ohled, nebuďte domýšliví, ale mějte sounáležitost s obyčejnými. Nespoléhejte na vlastní moudrost.
Por lo tanto, no se angustien por el mañana, el cual tendrá sus propios afanes. Cada día tiene ya sus problemas.Nemějte starost o zítřek; zítřek bude mít své vlastní starosti. Den má dost svého trápení.
El Señor es mi pastor, nada me falta; en verdes pastos me hace descansar. Junto a tranquilas aguas me conduce.Hospodin je můj pastýř, nic mi neschází. Na zelených loukách mi dává spočinout, ke klidným vodám mě přivádí.
Siempre tengo presente al Señor; con él a mi derecha, nada me hará caer.Hospodina vidím před sebou napořád, je po mé pravici, nezakolísám.
Ustedes quédense quietos, que el Señor presentará batalla por ustedes.Hospodin bude bojovat za vás a vy budete mlčet.
Si el Señor no edifica la casa, en vano se esfuerzan los albañiles. Si el Señor no cuida la ciudad, en vano hacen guardia los vigilantes.Nestaví-li dům Hospodin, marně se namáhají, kdo jej stavějí. Nechrání-li město Hospodin, marně bdí jeho ochránci.
La bendición del Señor trae riquezas, y nada se gana con preocuparse.Hospodinovo požehnání obohacuje bez veškerého trápení.
No bien decía: «Mis pies resbalan», cuando ya tu amor, Señor, venía en mi ayuda.Už jsem si řekl: „Má noha poklesá,“ tvá láska, Hospodine, mě ale držela!
Pero ¿quién soy yo, y quién es mi pueblo, para que podamos darte estas ofrendas voluntarias? En verdad, tú eres el dueño de todo, y lo que te hemos dado, de ti lo hemos recibido.Kdo jsem ale já a co je můj lid, abychom mohli přinést tak štědrý dar? To od tebe pochází všechno – to, co jsme dali, bylo z tvé ruky!
Desde mi angustia clamé al Señor, y él respondió dándome libertad.Ve svém sevření jsem Hospodina volal, Hospodin vyslyšel a svobodu mi dal.
Cuídame, oh Dios, porque en ti busco refugio.Bože, ochraňuj mě, na tebe spoléhám.
Los que viven según la naturaleza pecaminosa no pueden agradar a Dios.Ti, kdo žijí v těle, se tedy Bohu líbit nemohou.
Porque no fue su espada la que conquistó la tierra, ni fue su brazo el que les dio la victoria: fue tu brazo, tu mano derecha; fue la luz de tu rostro, porque tú los amabas.Svým vlastním mečem tu zemi neovládli, ve vlastní paži neměli vítězství; tvá pravice to byla, paže tvá, tvář tvá jim zářila – měls je rád!
Restáuranos, Señor Dios Todopoderoso; haz resplandecer tu rostro sobre nosotros, y sálvanos.Hospodine Bože zástupů, navrať nás, rozjasni nad námi svoji tvář, buď naše záchrana!
Pues, así como cada uno de nosotros tiene un solo cuerpo con muchos miembros, y no todos estos miembros desempeñan la misma función, también nosotros, siendo muchos, formamos un solo cuerpo en Cristo, y cada miembro está unido a todos los demás.Jako máme v jednom těle mnoho údů, ale všechny údy nemají stejný úkol, tak i nás je mnoho, ale v Kristu jsme jedno tělo a jako jednotlivé údy patříme k sobě navzájem.

Cuando te vengan buenos tiempos, disfrútalos; pero, cuando te lleguen los malos, piensa que unos y otros son obra de Dios, y que el hombre nunca sabe con qué habrá de encontrarse después.V dobrý den užívej štěstí a ve zlý den si uvědom, že Bůh jej učinil tak jako ten druhý, aby si člověk nikdy nebyl jist, co skrývá budoucnost.
Anterior12Próximo

Versículo de la Biblia del día

En efecto, toda la ley se resume en un solo mandamiento: «Ama a tu prójimo como a ti mismo».

Reciba el Versículo Diario:

Plan de lectura de la Biblia

Registrar y configurar su plan de lectura de la Biblia que desea ver su progreso y el siguiente capítulo para leer aquí!
AceptarEste sitio utiliza cookies