DailyVerses.netTemasVersículo al AzarRegistrar

Versículos de la Biblia sobre Dios

Porque el Señor tu Dios está en medio de ti como guerrero victorioso. Se deleitará en ti con gozo, te renovará con su amor, se alegrará por ti con cantos.El Señor tu Dios está en medio de ti, guerrero victorioso; se gozará en ti con alegría, en su amor guardará silencio, se regocijará por ti con cantos de júbilo.
Ya te lo he ordenado: ¡Sé fuerte y valiente! ¡No tengas miedo ni te desanimes! Porque el Señor tu Dios te acompañará dondequiera que vayas.¿No te lo he ordenado yo? ¡Sé fuerte y valiente! No temas ni te acobardes, porque el Señor tu Dios estará contigo dondequiera que vayas.
Porque yo soy el Señor, tu Dios, que sostiene tu mano derecha; yo soy quien te dice: “No temas, yo te ayudaré”.Porque yo soy el Señor tu Dios, que sostiene tu diestra, que te dice: «No temas, yo te ayudaré».
Pero, si desde allí buscas al Señor tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma, lo encontrarás.Pero desde allí buscarás al Señor tu Dios, y lo hallarás si lo buscas con todo tu corazón y con toda tu alma.
¿A quién tengo en el cielo sino a ti? Si estoy contigo, ya nada quiero en la tierra.¿A quién tengo yo en los cielos, sino a ti? Y fuera de ti, nada deseo en la tierra.
Cuando siento miedo, pongo en ti mi confianza.El día en que temo, yo en ti confío.
Señor, tú eres mi Dios; te exaltaré y alabaré tu nombre porque has hecho maravillas. Desde tiempos antiguos tus planes son fieles y seguros.Oh Señor, tú eres mi Dios; te ensalzaré, daré alabanzas a tu nombre, porque has hecho maravillas, designios concebidos desde tiempos antiguos con toda fidelidad.
Guíame, pues eres mi roca y mi fortaleza, dirígeme por amor a tu nombre.Porque tú eres mi roca y mi fortaleza, y por amor de tu nombre me conducirás y me guiarás.
Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.
¡Qué grande eres, Señor omnipotente! Nosotros mismos hemos aprendido que no hay nadie como tú, y que aparte de ti no hay Dios.Oh Señor Dios, por eso tú eres grande; pues no hay nadie como tú, ni hay Dios fuera de ti, conforme a todo lo que hemos oído con nuestros oídos.
Porque toda casa tiene su constructor, pero el constructor de todo es Dios.Porque toda casa es hecha por alguno, pero el que hace todas las cosas es Dios.
Nosotros amamos porque él nos amó primero.Nosotros amamos, porque Él nos amó primero.
Prueben y vean que el Señor es bueno; dichosos los que en él se refugian.Probad y ved que el Señor es bueno. ¡Cuán bienaventurado es el hombre que en Él se refugia!
Y nosotros hemos llegado a saber y creer que Dios nos ama. Dios es amor. El que permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en él.Y nosotros hemos llegado a conocer y hemos creído el amor que Dios tiene para nosotros. Dios es amor, y el que permanece en amor permanece en Dios y Dios permanece en él.
¡Levántate y resplandece, que tu luz ha llegado! ¡La gloria del Señor brilla sobre ti!Levántate, resplandece, porque ha llegado tu luz y la gloria del Señor ha amanecido sobre ti.
No se engañen: de Dios nadie se burla. Cada uno cosecha lo que siembra.No os dejéis engañar, de Dios nadie se burla; pues todo lo que el hombre siembre, eso también segará.
En verdad, quien me encuentra halla la vida y recibe el favor del Señor.Porque el que me halla, halla la vida, y alcanza el favor del Señor.
La hierba se seca y la flor se marchita, pero la palabra de nuestro Dios permanece para siempre.Sécase la hierba, marchítase la flor, mas la palabra del Dios nuestro permanece para siempre.
Nadie ha visto jamás a Dios, pero, si nos amamos los unos a los otros, Dios permanece entre nosotros, y entre nosotros su amor se ha manifestado plenamente.A Dios nadie le ha visto jamás. Si nos amamos unos a otros, Dios permanece en nosotros y su amor se perfecciona en nosotros.
Porque mis pensamientos no son los de ustedes, ni sus caminos son los míos —afirma el Señor—.Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos —declara el Señor.
Nadie es santo como el Señor; no hay roca como nuestro Dios. ¡No hay nadie como él!No hay santo como el Señor; en verdad, no hay otro fuera de ti, ni hay roca como nuestro Dios.
Si alguien afirma: «Yo amo a Dios», pero odia a su hermano, es un mentiroso; pues el que no ama a su hermano, a quien ha visto, no puede amar a Dios, a quien no ha visto.Si alguno dice: Yo amo a Dios, y aborrece a su hermano, es un mentiroso; porque el que no ama a su hermano, a quien ha visto, no puede amar a Dios a quien no ha visto.
Yo le he dicho al Señor: «Mi Señor eres tú. Fuera de ti, no poseo bien alguno».Yo dije al Señor: Tú eres mi Señor; ningún bien tengo fuera de ti.
Humíllense delante del Señor, y él los exaltará.Humillaos en la presencia del Señor y Él os exaltará.
Yo soy el Señor, Dios de toda la humanidad. ¿Hay algo imposible para mí?He aquí, yo soy el Señor, el Dios de toda carne, ¿habrá algo imposible para mí?

Alégrense siempre en el Señor. Insisto: ¡Alégrense!Regocijaos en el Señor siempre. Otra vez lo diré: ¡Regocijaos!
Leer más...

Versículo de la Biblia del día

Vengan, pongamos las cosas en claro
—dice el Señor—.
¿Son sus pecados como escarlata?
¡Quedarán blancos como la nieve!
¿Son rojos como la púrpura?
¡Quedarán como la lana!

Reciba el Versículo Diario:

Notificación diariaCorreo electrónicoFacebookAndroid-appEn tu sitio web

Versículo de la Biblia al Azar

Así que mi Dios les proveerá de todo lo que necesiten, conforme a las gloriosas riquezas que tiene en Cristo Jesús.Siguiente versículo!Con imagen

Apoyar DailyVerses.net

Ayúdame a difundir la Palabra de Dios:
Donación