DailyVerses.net

22 Versículos de la Biblia sobre la Honestidad

« 1 Juan 3:18 »

NVI RVR95 RVR60
X
RVR60
Queridos hijos, no amemos de palabra ni de labios para afuera, sino con hechos y de verdad.Hijitos míos, no amemos de palabra ni de lengua, sino de hecho y en verdad.
A los justos los guía su integridad; a los falsos los destruye su hipocresía.La integridad de los rectos los encaminará; Pero destruirá a los pecadores la perversidad de ellos.
Practicar la justicia y el derecho lo prefiere el Señor a los sacrificios.Hacer justicia y juicio es a Jehová Más agradable que sacrificio.
Si afirmamos que tenemos comunión con él, pero vivimos en la oscuridad, mentimos y no ponemos en práctica la verdad.Si decimos que tenemos comunión con él, y andamos en tinieblas, mentimos, y no practicamos la verdad.
Paguen a cada uno lo que le corresponda: si deben impuestos, paguen los impuestos; si deben contribuciones, paguen las contribuciones; al que deban respeto, muéstrenle respeto; al que deban honor, ríndanle honor.Pagad a todos lo que debéis: al que tributo, tributo; al que impuesto, impuesto; al que respeto, respeto; al que honra, honra.
Dichosos los de corazón limpio, porque ellos verán a Dios.Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios.
El perverso provoca contiendas, y el chismoso divide a los buenos amigos.El hombre perverso levanta contienda, Y el chismoso aparta a los mejores amigos.
Esfuérzate por presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse y que interpreta rectamente la palabra de verdad.Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad.
Guarda silencio ante el Señor, y espera en él con paciencia; no te irrites ante el éxito de otros, de los que maquinan planes malvados.Guarda silencio ante Jehová, y espera en él. No te alteres con motivo del que prospera en su camino, Por el hombre que hace maldades.
En cambio, la sabiduría que desciende del cielo es ante todo pura, y además pacífica, bondadosa, dócil, llena de compasión y de buenos frutos, imparcial y sincera.Pero la sabiduría que es de lo alto es primeramente pura, después pacífica, amable, benigna, llena de misericordia y de buenos frutos, sin incertidumbre ni hipocresía.
No niegues un favor a quien te lo pida, si en tu mano está el otorgarlo.No te niegues a hacer el bien a quien es debido, Cuando tuvieres poder para hacerlo.
Más vale tener poco con justicia que ganar mucho con injusticia.Mejor es lo poco con justicia Que la muchedumbre de frutos sin derecho.
Las riquezas mal habidas no sirven de nada, pero la justicia libra de la muerte.Los tesoros de maldad no serán de provecho; Mas la justicia libra de muerte.
Sobre todo, hermanos míos, no juren ni por el cielo ni por la tierra ni por ninguna otra cosa. Que su «sí» sea «sí», y su «no», «no», para que no sean condenados.Pero sobre todo, hermanos míos, no juréis, ni por el cielo, ni por la tierra, ni por ningún otro juramento; sino que vuestro sí sea sí, y vuestro no sea no, para que no caigáis en condenación.
Bien le va al que presta con generosidad, y maneja sus negocios con justicia.El hombre de bien tiene misericordia, y presta; Gobierna sus asuntos con juicio.
Nadie enciende una lámpara para después cubrirla con una vasija o ponerla debajo de la cama, sino para ponerla en una repisa, a fin de que los que entren tengan luz.Nadie que enciende una luz la cubre con una vasija, ni la pone debajo de la cama, sino que la pone en un candelero para que los que entran vean la luz.
Entonces comprenderás la justicia y el derecho, la equidad y todo buen camino.Entonces entenderás justicia, juicio Y equidad, y todo buen camino.
Pon la mirada en lo que tienes delante; fija la vista en lo que está frente a ti.Tus ojos miren lo recto, Y diríjanse tus párpados hacia lo que tienes delante.
Por eso mismo pagan ustedes impuestos, pues las autoridades están al servicio de Dios, dedicadas precisamente a gobernar.Pues por esto pagáis también los tributos, porque son servidores de Dios que atienden continuamente a esto mismo.
El Señor aborrece a los de labios mentirosos, pero se complace en los que actúan con lealtad.Los labios mentirosos son abominación a Jehová; Pero los que hacen verdad son su contentamiento.
—Ananías —le reclamó Pedro—, ¿cómo es posible que Satanás haya llenado tu corazón para que le mintieras al Espíritu Santo y te quedaras con parte del dinero que recibiste por el terreno? ¿Acaso no era tuyo antes de venderlo? Y una vez vendido, ¿no estaba el dinero en tu poder? ¿Cómo se te ocurrió hacer esto? ¡No has mentido a los hombres, sino a Dios!Y dijo Pedro: Ananías, ¿por qué llenó Satanás tu corazón para que mintieses al Espíritu Santo, y sustrajeses del precio de la heredad? Reteniéndola, ¿no se te quedaba a ti? y vendida, ¿no estaba en tu poder? ¿Por qué pusiste esto en tu corazón? No has mentido a los hombres, sino a Dios.
No hay nada encubierto que no llegue a revelarse, ni nada escondido que no llegue a conocerse.Porque nada hay encubierto, que no haya de descubrirse; ni oculto, que no haya de saberse.

Leer más

Comentarios
Si realmente escuchas al Señor tu Dios, y cumples fielmente todos estos mandamientos que hoy te ordeno, el Señor tu Dios te pondrá por encima de todas las naciones de la tierra.
Correo electrónico
Facebook
Twitter
Android
Plan de lectura de la Biblia
Registrar y configurar su plan de lectura de la Biblia que desea ver su progreso y el siguiente capítulo para leer aquí!
Aceptar Este sitio utiliza cookies