DailyVerses.netTemasVersículo al AzarRegistrar

Versículos de la Biblia sobre 'Libertad'

  • Y andaré en libertad,
    Porque busqué tus mandamientos.
  • Porque vosotros, hermanos, a libertad fuisteis llamados; solamente que no uséis la libertad como ocasión para la carne, sino servíos por amor los unos a los otros.
  • Porque el Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad.
  • Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud.
  • Como libres, pero no como los que tienen la libertad como pretexto para hacer lo malo, sino como siervos de Dios.
  • El Espíritu del Señor está sobre mí,
    Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres;
    Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón;
    A pregonar libertad a los cautivos,
    Y vista a los ciegos;
    A poner en libertad a los oprimidos.
  • Mas el que mira atentamente en la perfecta ley, la de la libertad, y persevera en ella, no siendo oidor olvidadizo, sino hacedor de la obra, éste será bienaventurado en lo que hace.
  • El Espíritu de Jehová el Señor está sobre mí,
    porque me ungió Jehová;
    me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos,
    a vendar a los quebrantados de corazón,
    a publicar libertad a los cautivos,
    y a los presos apertura de la cárcel.
  • Mas ahora que habéis sido libertados del pecado y hechos siervos de Dios, tenéis por vuestro fruto la santificación, y como fin, la vida eterna.
  • Así que, si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres.
  • Desde la angustia invoqué a JAH,
    Y me respondió JAH, poniéndome en lugar espacioso.
  • Dios hace habitar en familia a los desamparados;
    Saca a los cautivos a prosperidad;
    Mas los rebeldes habitan en tierra seca.
  • Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen; todas las cosas me son lícitas, mas yo no me dejaré dominar de ninguna.
  • Te amo, oh Jehová, fortaleza mía.
    Jehová, roca mía y castillo mío, y mi libertador;
    Dios mío, fortaleza mía, en él confiaré;
    Mi escudo, y la fuerza de mi salvación, mi alto refugio.
  • Muchas son las aflicciones del justo,
    Pero de todas ellas le librará Jehová.
  • Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu. Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte.
  • Yo soy la puerta; el que por mí entrare, será salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos.
  • Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en él: Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.
  • ¿No es más bien el ayuno que yo escogí,
    desatar las ligaduras de impiedad,
    soltar las cargas de opresión,
    y dejar ir libres a los quebrantados,
    y que rompáis todo yugo?
  • ¿Qué, pues? ¿Pecaremos, porque no estamos bajo la ley, sino bajo la gracia? En ninguna manera.
  • Sabed, pues, esto, varones hermanos: que por medio de él se os anuncia perdón de pecados, y que de todo aquello de que por la ley de Moisés no pudisteis ser justificados, en él es justificado todo aquel que cree.
  • Los que amáis a Jehová, aborreced el mal;
    El guarda las almas de sus santos;
    De mano de los impíos los libra.
  • Aunque la higuera no florezca,
    Ni en las vides haya frutos,
    Aunque falte el producto del olivo,
    Y los labrados no den mantenimiento,
    Y las ovejas sean quitadas de la majada,
    Y no haya vacas en los corrales;
    Con todo, yo me alegraré en Jehová,
    Y me gozaré en el Dios de mi salvación.
  • Ayúdanos, oh Dios de nuestra salvación,
    por la gloria de tu nombre;
    Y líbranos, y perdona nuestros pecados
    por amor de tu nombre.
  • Enseñaba Jesús en una sinagoga en el día de reposo; y había allí una mujer que desde hacía dieciocho años tenía espíritu de enfermedad, y andaba encorvada, y en ninguna manera se podía enderezar. Cuando Jesús la vio, la llamó y le dijo: Mujer, eres libre de tu enfermedad. Y puso las manos sobre ella; y ella se enderezó luego, y glorificaba a Dios. Pero el principal de la sinagoga, enojado de que Jesús hubiese sanado en el día de reposo, dijo a la gente: Seis días hay en que se debe trabajar; en éstos, pues, venid y sed sanados, y no en día de reposo. Entonces el Señor le respondió y dijo: Hipócrita, cada uno de vosotros ¿no desata en el día de reposo su buey o su asno del pesebre y lo lleva a beber? Y a esta hija de Abraham, que Satanás había atado dieciocho años, ¿no se le debía desatar de esta ligadura en el día de reposo? Al decir él estas cosas, se avergonzaban todos sus adversarios; pero todo el pueblo se regocijaba por todas las cosas gloriosas hechas por él.

Versículo de la Biblia del día

Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.

Reciba el Versículo Diario:

Notificación diariaCorreo electrónicoFacebookAndroid-appEn tu sitio web

Versículo de la Biblia al Azar

Casadas, estad sujetas a vuestros maridos, como conviene en el Señor. Maridos, amad a vuestras mujeres, y no seáis ásperos con ellas.Siguiente versículo!Con imagen

Apoyar DailyVerses.net

Ayúdame a difundir la Palabra de Dios:
Donación

Versículo de la Biblia del día

Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.

Reciba el Versículo Diario:

Plan de lectura de la Biblia

Registrar y configurar su plan de lectura de la Biblia que desea ver su progreso y el siguiente capítulo para leer aquí!