DailyVerses.netTemasVersículo al AzarRegistrar

Versículos de la Biblia sobre Mentir

«En efecto, «el que quiera amar la vida y gozar de días… 1 Pedro 3:10-11»
En efecto, «el que quiera amar la vida y gozar de días felices, que refrene su lengua de hablar el mal y sus labios de proferir engaños; que se aparte del mal y haga el bien; que busque la paz y la siga.»Porque: «El que quiere amar la vida y ver días buenos, refrene su lengua de mal y sus labios no hablen engaño; apártese del mal y haga el bien; busque la paz y sígala.»
El Señor aborrece a los de labios mentirosos, pero se complace en los que actúan con lealtad.Los labios mentirosos son abominables para Jehová, pero le complacen quienes actúan con verdad.
Señor, líbrame de los labios mentirosos y de las lenguas embusteras.¡Libra mi alma, Jehová, del labio mentiroso y de la lengua fraudulenta!
Solo el de conducta intachable, que practica la justicia y de corazón dice la verdad; que no calumnia con la lengua, que no le hace mal a su prójimo ni le acarrea desgracias a su vecino.El que anda en integridad y hace justicia; el que habla verdad en su corazón; el que no calumnia con su lengua ni hace mal a su prójimo ni admite reproche alguno contra su vecino.
Luego añadió: —Lo que sale de la persona es lo que la contamina. Porque de adentro, del corazón humano, salen los malos pensamientos, la inmoralidad sexual, los robos, los homicidios, los adulterios, la avaricia, la maldad, el engaño, el libertinaje, la envidia, la calumnia, la arrogancia y la necedad. Todos estos males vienen de adentro y contaminan a la persona.Pero decía que lo que sale del hombre, eso contamina al hombre, porque de dentro, del corazón de los hombres, salen los malos pensamientos, los adulterios, las fornicaciones, los homicidios, los hurtos, las avaricias, las maldades, el engaño, la lujuria, la envidia, la calumnia, el orgullo y la insensatez. Todas estas maldades salen de dentro y contaminan al hombre.
Que refrene su lengua de hablar el mal y sus labios de proferir engaños.Guarda tu lengua del mal y tus labios de hablar engaño.
El de labios mentirosos disimula su odio, y el que propaga calumnias es un necio.El de labios mentirosos encubre el odio; el que propaga la calumnia es un necio.
Si afirmamos que tenemos comunión con él, pero vivimos en la oscuridad, mentimos y no ponemos en práctica la verdad.Si decimos que tenemos comunión con él y andamos en tinieblas, mentimos y no practicamos la verdad.
Dejen de mentirse unos a otros, ahora que se han quitado el ropaje de la vieja naturaleza con sus vicios, y se han puesto el de la nueva naturaleza, que se va renovando en conocimiento a imagen de su creador.No mintáis los unos a los otros, habiéndoos despojado del viejo hombre con sus hechos y revestido del nuevo. Éste, conforme a la imagen del que lo creó, se va renovando hasta el conocimiento pleno.
Quien se conduce con integridad anda seguro; quien anda en malos pasos será descubierto.El que camina en integridad anda confiado, pero el que pervierte sus caminos sufrirá quebranto.
El perverso provoca contiendas, y el chismoso divide a los buenos amigos.El hombre perverso promueve contienda, y el chismoso separa a los mejores amigos.
El testigo verdadero jamás engaña; el testigo falso propaga mentiras.El testigo verdadero no miente; el testigo falso dice mentiras.
“No mates, no cometas adulterio, no robes, no presentes falso testimonio, honra a tu padre y a tu madre”, y “ama a tu prójimo como a ti mismo”.No matarás. No adulterarás. No hurtarás. No dirás falso testimonio. Honra a tu padre y a tu madre. Y amarás a tu prójimo como a ti mismo.
Aleja de mí la falsedad y la mentira; no me des pobreza ni riquezas, sino solo el pan de cada día.Vanidad y mentira aparta de mí, y no me des pobreza ni riquezas, sino susténtame con el pan necesario.
Ustedes son de su padre, el diablo, cuyos deseos quieren cumplir. Desde el principio este ha sido un asesino, y no se mantiene en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando miente, expresa su propia naturaleza, porque es un mentiroso. ¡Es el padre de la mentira!Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. Él ha sido homicida desde el principio y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla, pues es mentiroso y padre de mentira.
Dichosos serán ustedes cuando por mi causa la gente los insulte, los persiga y levante contra ustedes toda clase de calumnias.Bienaventurados seréis cuando por mi causa os insulten, os persigan y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo.
La lengua que brinda alivio es árbol de vida; la lengua insidiosa deprime el espíritu.La lengua apacible es árbol de vida, pero la perversidad de ella es quebrantamiento de espíritu.
Quien teme al Señor aborrece lo malo; yo aborrezco el orgullo y la arrogancia, la mala conducta y el lenguaje perverso.El temor de Jehová es aborrecer el mal: yo aborrezco la soberbia, la arrogancia, el mal camino y la boca perversa.
La gente chismosa revela los secretos; la gente confiable es discreta.El que anda con chismes revela el secreto; el de espíritu fiel lo guarda íntegro.
No va bien con los necios el lenguaje refinado, ni con los gobernantes, la mentira.Si no conviene al necio el lenguaje elocuente, ¡cuánto menos al príncipe el labio mentiroso!
Ananías —le reclamó Pedro—, ¿cómo es posible que Satanás haya llenado tu corazón para que le mintieras al Espíritu Santo y te quedaras con parte del dinero que recibiste por el terreno? ¿Acaso no era tuyo antes de venderlo? Y una vez vendido, ¿no estaba el dinero en tu poder? ¿Cómo se te ocurrió hacer esto? ¡No has mentido a los hombres, sino a Dios!Pedro le dijo: —Ananías, ¿por qué llenó Satanás tu corazón para que mintieras al Espíritu Santo y sustrajeras del producto de la venta de la heredad? Reteniéndola, ¿no te quedaba a ti?, y vendida, ¿no estaba en tu poder? ¿Por qué pusiste esto en tu corazón? No has mentido a los hombres, sino a Dios.
Los labios del justo destilan bondad; de la boca del malvado brota perversidad.Los labios del justo saben decir lo que agrada, mas la boca de los malvados habla perversidades.
Aleja de tu boca la perversidad; aparta de tus labios las palabras corruptas.Aparta de ti la perversidad de la boca, aleja de ti la iniquidad de los labios.
Dios no es un simple mortal para mentir y cambiar de parecer. ¿Acaso no cumple lo que promete ni lleva a cabo lo que dice?Dios no es hombre, para que mienta, ni hijo de hombre para que se arrepienta. ¿Acaso dice y no hace? ¿Acaso promete y no cumple?

Versículo de la Biblia del día

Canten salmos al Señor, porque ha hecho maravillas; que esto se dé a conocer en toda la tierra.

Reciba el Versículo Diario:

Plan de lectura de la Biblia

Registrar y configurar su plan de lectura de la Biblia que desea ver su progreso y el siguiente capítulo para leer aquí!
AceptarEste sitio utiliza cookies