DailyVerses.net
mailfacebooktwitterandroid

60 Versículos de la Biblia sobre la Oración

Reina-Valera 1995 (RVR95)

NVI RVR95 RVR60
Estad siempre gozosos. Orad sin cesar. Dad gracias en todo, porque ésta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús.
Por nada estéis angustiados, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.
Ésta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye.
Perseverad en la oración, velando en ella con acción de gracias.
Por tanto, os digo que todo lo que pidáis orando, creed que lo recibiréis, y os vendrá.
Entonces me invocaréis. Vendréis y oraréis a mí, y yo os escucharé.
Gozosos en la esperanza, sufridos en la tribulación, constantes en la oración.
Cercano está Jehová a todos los que lo invocan,
a todos los que lo invocan de veras.
Y al orar no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos.
Clama a mí y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.
Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos.
Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.
Pero tú, cuando ores, entra en tu cuarto, cierra la puerta y ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará en público.
Pero a medianoche, orando Pablo y Silas, cantaban himnos a Dios; y los presos los oían.
En mi angustia invoqué a Jehová
y clamé a mi Dios.
Él oyó mi voz desde su Templo
y mi clamor llegó hasta sus oídos.
Y si sabemos que él nos oye en cualquiera cosa que pidamos, sabemos que tenemos las peticiones que le hayamos hecho.
Confesaos vuestras ofensas unos a otros y orad unos por otros, para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede mucho.
Pero pida con fe, no dudando nada, porque el que duda es semejante a la onda del mar, que es arrastrada por el viento y echada de una parte a otra.
No me elegisteis vosotros a mí, sino que yo os elegí a vosotros y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca; para que todo lo que pidáis al Padre en mi nombre, él os lo dé.
El fin de todas las cosas se acerca; sed, pues, sobrios y velad en oración.
Pero a vosotros los que oís, os digo: Amad a vuestros enemigos, haced bien a los que os odian; bendecid a los que os maldicen y orad por los que os calumnian.
A él clamé con mi boca
y fue exaltado con mi lengua.
Todo lo que pidáis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo.
Todos estos perseveraban unánimes en oración y ruego, con las mujeres, y con María la madre de Jesús, y con sus hermanos.
Codiciáis y no tenéis; matáis y ardéis de envidia y nada podéis alcanzar; combatís y lucháis, pero no tenéis lo que deseáis, porque no pedís.

Y todo lo que pidáis en oración, creyendo, lo recibiréis.
Anterior123Próximo
Versículo de la Biblia del día - DailyVerses.net
Versículo de la Biblia del día
A los ricos de este mundo manda que no sean altivos ni pongan la esperanza en las riquezas, las cuales son inciertas, sino en el Dios vivo, que nos da todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos.
mailCorreo electrónico
facebookFacebook
twitterTwitter
androidAndroid
Aceptar Este sitio utiliza cookies