15 Versículos de la Biblia sobre la Segunda venida

Reina-Valera 1995 (RVR95)

NVI RVR95 RVR60
Por tanto, también vosotros estad preparados, porque el Hijo del hombre vendrá a la hora que no pensáis.
Y considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras, no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca.
El que da testimonio de estas cosas dice: «Ciertamente vengo en breve.» ¡Amén! ¡Ven, Señor Jesús!
Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor.
¡Vengo pronto!, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra.
El fin de todas las cosas se acerca; sed, pues, sobrios y velad en oración.
«Yo soy el Alfa y la Omega, principio y fin», dice el Señor, el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso.
Vengo pronto; retén lo que tienes, para que ninguno tome tu corona.
Ahora, hijitos, permaneced en él, para que cuando se manifieste, tengamos confianza, para que en su venida no nos alejemos de él avergonzados.
Y estando ellos con los ojos puestos en el cielo, entre tanto que él se iba, se pusieron junto a ellos dos varones con vestiduras blancas, los cuales les dijeron: —Galileos, ¿por qué estáis mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como lo habéis visto ir al cielo.
Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces.
He aquí que viene con las nubes:
Todo ojo lo verá, y los que lo traspasaron;
y todos los linajes de la tierra se lamentarán por causa de él.
Sí, amén.
Pero, amados, no ignoréis que, para el Señor, un día es como mil años y mil años como un día.
Estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra la perfeccionará hasta el día de Jesucristo.
Y no entristezcáis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención.
Versículo de la Biblia del día - DailyVerses.net
Versículo de la Biblia del día
Perseverad en la oración, velando en ella con acción de gracias.
mailCorreo electrónico
facebookFacebook
twitterTwitter
androidAndroid
DailyVerses.net
mailfacebooktwitterandroid
Aceptar Este sitio utiliza cookies