DailyVerses.net
mailfacebooktwitterandroid
Deutsch | English | Español | Nederlands | Português | Slovenský

Salmos 119 - RVR60

Leer este capítulo de la Biblia en línea, clic aquí para leer.

Versículos de la Biblia

Reina-Valera 1960 (RVR60)
Bienaventurados los perfectos de camino,
Los que andan en la ley de Jehová.
Bienaventurados los que guardan sus testimonios,
Y con todo el corazón le buscan.
Te alabaré con rectitud de corazón
Cuando aprendiere tus justos juicios.
¿Con qué limpiará el joven su camino?
Con guardar tu palabra.
Con todo mi corazón te he buscado;
No me dejes desviarme de tus mandamientos.
En mi corazón he guardado tus dichos,
Para no pecar contra ti.
Me he gozado en el camino de tus testimonios
Más que de toda riqueza.
Escogí el camino de la verdad;
He puesto tus juicios delante de mí.
Inclina mi corazón a tus testimonios,
Y no a la avaricia.
Y andaré en libertad,
Porque busqué tus mandamientos.
Me apresuré y no me retardé
En guardar tus mandamientos.
Nunca jamás me olvidaré de tus mandamientos,
Porque con ellos me has vivificado.
Lámpara es a mis pies tu palabra,
Y lumbrera a mi camino.
Por heredad he tomado tus testimonios para siempre,
Porque son el gozo de mi corazón.
Mi escondedero y mi escudo eres tú;
En tu palabra he esperado.
La exposición de tus palabras alumbra;
Hace entender a los simples.
Ordena mis pasos con tu palabra,
Y ninguna iniquidad se enseñoree de mí.
La suma de tu palabra es verdad,
Y eterno es todo juicio de tu justicia.
Mucha paz tienen los que aman tu ley,
Y no hay para ellos tropiezo.
Versículo de la Biblia del día
Isaías 53:5
Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.
Isaías 53:5 | RVR60 | 19/04/2019
pecado Jesús curación
Reciba el Versículo Diario:
mailCorreo electrónico
facebookFacebook
twitterTwitter
androidAndroid
Plan de lectura de la Biblia
Registrar y configurar su plan de lectura de la Biblia que desea ver su progreso y el siguiente capítulo para leer aquí!