DailyVerses.net

47 Versículos de la Biblia sobre el Corazón

« Proverbios 4:23 »

NVI RVR95 RVR60
X
NVI
Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; Porque de él mana la vida.Por sobre todas las cosas cuida tu corazón, porque de él mana la vida.
Como en el agua el rostro corresponde al rostro, Así el corazón del hombre al del hombre.En el agua se refleja el rostro, y en el corazón se refleja la persona.
Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá? Yo Jehová, que escudriño la mente, que pruebo el corazón, para dar a cada uno según su camino, según el fruto de sus obras.Nada hay tan engañoso como el corazón. No tiene remedio. ¿Quién puede comprenderlo? «Yo, el Señor, sondeo el corazón y examino los pensamientos, para darle a cada uno según sus acciones y según el fruto de sus obras».
Vuestro atavío no sea el externo de peinados ostentosos, de adornos de oro o de vestidos lujosos, sino el interno, el del corazón, en el incorruptible ornato de un espíritu afable y apacible, que es de grande estima delante de Dios.Que la belleza de ustedes no sea la externa, que consiste en adornos tales como peinados ostentosos, joyas de oro y vestidos lujosos. Que su belleza sea más bien la incorruptible, la que procede de lo íntimo del corazón y consiste en un espíritu suave y apacible. Ésta sí que tiene mucho valor delante de Dios.
Te dé conforme al deseo de tu corazón, Y cumpla todo tu consejo.Que te conceda lo que tu corazón desea; que haga que se cumplan todos tus planes.
Y me buscaréis y me hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón.Me buscarán y me encontrarán, cuando me busquen de todo corazón.
Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, Y renueva un espíritu recto dentro de mí.Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y renueva la firmeza de mi espíritu.
Y Jehová respondió a Samuel: No mires a su parecer, ni a lo grande de su estatura, porque yo lo desecho; porque Jehová no mira lo que mira el hombre; pues el hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero Jehová mira el corazón.Pero el Señor le dijo a Samuel: —No te dejes impresionar por su apariencia ni por su estatura, pues yo lo he rechazado. La gente se fija en las apariencias, pero yo me fijo en el corazón.
Fíate de Jehová de todo tu corazón, Y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, Y él enderezará tus veredas.Confía en el Señor de todo corazón, y no en tu propia inteligencia. Reconócelo en todos tus caminos, y él allanará tus sendas.
Nunca se aparten de ti la misericordia y la verdad; Atalas a tu cuello, Escríbelas en la tabla de tu corazón; Y hallarás gracia y buena opinión Ante los ojos de Dios y de los hombres.Que nunca te abandonen el amor y la verdad: llévalos siempre alrededor de tu cuello y escríbelos en el libro de tu corazón. Contarás con el favor de Dios y tendrás buena fama entre la gente.
Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente.“Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con todo tu ser y con toda tu mente” —le respondió Jesús—.
Deléitate asimismo en Jehová, Y él te concederá las peticiones de tu corazón.Deléitate en el Señor, y él te concederá los deseos de tu corazón.
El corazón alegre constituye buen remedio; Mas el espíritu triste seca los huesos.Gran remedio es el corazón alegre, pero el ánimo decaído seca los huesos.
Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón.Porque donde esté tu tesoro, allí estará también tu corazón.
Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre.Cada uno debe dar según lo que haya decidido en su corazón, no de mala gana ni por obligación, porque Dios ama al que da con alegría.
Hijo mío, no te olvides de mi ley, Y tu corazón guarde mis mandamientos; Porque largura de días y años de vida Y paz te aumentarán.Hijo mío, no te olvides de mis enseñanzas; más bien, guarda en tu corazón mis mandamientos. Porque prolongarán tu vida muchos años y te traerán prosperidad.
El sabio de corazón recibirá los mandamientos; Mas el necio de labios caerá.El de sabio corazón acata las órdenes, pero el necio y rezongón va camino al desastre.
Esforzaos todos vosotros los que esperáis en Jehová, Y tome aliento vuestro corazón.Cobren ánimo y ármense de valor, todos los que en el Señor esperan.
Con todo mi corazón te he buscado; No me dejes desviarme de tus mandamientos.Yo te busco con todo el corazón; no dejes que me desvíe de tus mandamientos.
Enséñanos de tal modo a contar nuestros días, Que traigamos al corazón sabiduría.Enséñanos a contar bien nuestros días, para que nuestro corazón adquiera sabiduría.
Sean gratos los dichos de mi boca y la meditación de mi corazón delante de ti, Oh Jehová, roca mía, y redentor mío.Sean, pues, aceptables ante ti mis palabras y mis pensamientos, oh Señor, roca mía y redentor mío.
Os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne.Les daré un nuevo corazón, y les infundiré un espíritu nuevo; les quitaré ese corazón de piedra que ahora tienen, y les pondré un corazón de carne.
Bienaventurados los que guardan sus testimonios, Y con todo el corazón le buscan.Dichosos los que guardan sus estatutos y de todo corazón lo buscan.
Solamente que con diligencia cuidéis de cumplir el mandamiento y la ley que Moisés siervo de Jehová os ordenó: que améis a Jehová vuestro Dios, y andéis en todos sus caminos; que guardéis sus mandamientos, y le sigáis a él, y le sirváis de todo vuestro corazón y de toda vuestra alma.Y esfuércense por cumplir fielmente el mandamiento y la ley que les ordenó Moisés, siervo del Señor: amen al Señor su Dios, condúzcanse de acuerdo con su voluntad, obedezcan sus mandamientos, manténganse unidos firmemente a él y sírvanle de todo corazón y con todo su ser.
Porque de cierto os digo que cualquiera que dijere a este monte: Quítate y échate en el mar, y no dudare en su corazón, sino creyere que será hecho lo que dice, lo que diga le será hecho.Les aseguro que si alguno le dice a este monte: “Quítate de ahí y tírate al mar”, creyendo, sin abrigar la menor duda de que lo que dice sucederá, lo obtendrá.

Te alabaré con rectitud de corazón
Cuando aprendiere tus justos juicios.
Te alabaré con integridad de corazón,
cuando aprenda tus justos juicios.
Anterior12Próximo
Comentarios
Versículo de la Biblia del día
Mas yo a Jehová miraré, esperaré al Dios de mi salvación; el Dios mío me oirá.
Reciba el Versículo Diario:
Correo electrónico
Facebook
Twitter
Android
Aceptar Este sitio utiliza cookies