DailyVerses.net
mailfacebooktwitterandroid
Deutsch | English | Español | Nederlands | Português | Slovenský

24 Versículos de la Biblia sobre la Paciencia

« 1 Corintios 13:4-5 »
Reina-Valera 1995Nueva Versión Internacional
El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia; el amor no es jactancioso, no se envanece, no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor.El amor es paciente, es bondadoso. El amor no es envidioso ni jactancioso ni orgulloso. No se comporta con rudeza, no es egoísta, no se enoja fácilmente, no guarda rencor.
El que tarda en airarse es grande de entendimiento; el impaciente de espíritu pone de manifiesto su necedad.El que es paciente muestra gran discernimiento; el que es agresivo muestra mucha insensatez.
Con toda humildad y mansedumbre, soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor.Siempre humildes y amables, pacientes, tolerantes unos con otros en amor.
Gozosos en la esperanza, sufridos en la tribulación, constantes en la oración.Alégrense en la esperanza, muestren paciencia en el sufrimiento, perseveren en la oración.
Pero si esperamos lo que no vemos, con paciencia lo aguardamos.Pero si esperamos lo que todavía no tenemos, en la espera mostramos nuestra constancia.
No nos cansemos, pues, de hacer bien, porque a su tiempo segaremos, si no desmayamos.No nos cansemos de hacer el bien, porque a su debido tiempo cosecharemos si no nos damos por vencidos.
Mejor es el que tarda en airarse que el fuerte, el que domina su espíritu que el conquistador de una ciudad.Más vale ser paciente que valiente; más vale dominarse a sí mismo que conquistar ciudades.
Guarda silencio ante Jehová y espera en él. No te alteres con motivo del que prospera en su camino, por el hombre que hace lo malo.Guarda silencio ante el Señor, y espera en él con paciencia; no te irrites ante el éxito de otros, de los que maquinan planes malvados.
¡Espera en Jehová! ¡Esfuérzate y aliéntese tu corazón! ¡Sí, espera en Jehová!Pon tu esperanza en el Señor; ten valor, cobra ánimo; ¡pon tu esperanza en el Señor!
Jehová peleará por vosotros, y vosotros estaréis tranquilos.Ustedes quédense quietos, que el Señor presentará batalla por ustedes.
El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.El Señor no tarda en cumplir su promesa, según entienden algunos la tardanza. Más bien, él tiene paciencia con ustedes, porque no quiere que nadie perezca sino que todos se arrepientan.
Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de bondad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia.Por lo tanto, como escogidos de Dios, santos y amados, revístanse de afecto entrañable y de bondad, humildad, amabilidad y paciencia.
Y el Dios de la paciencia y de la consolación os dé entre vosotros un mismo sentir según Cristo Jesús.Que el Dios que infunde aliento y perseverancia les conceda vivir juntos en armonía, conforme al ejemplo de Cristo Jesús.
Porque por un momento será su ira, pero su favor dura toda la vida. Por la noche durará el lloro y a la mañana vendrá la alegría.Porque sólo un instante dura su enojo, pero toda una vida su bondad. Si por la noche hay llanto, por la mañana habrá gritos de alegría.
Jehová, de mañana oirás mi voz; de mañana me presentaré delante de ti y esperaré.Por la mañana, Señor, escuchas mi clamor; por la mañana te presento mis ruegos, y quedo a la espera de tu respuesta.
Sin embargo, Jehová esperará para tener piedad de vosotros. A pesar de todo, será exaltado y tendrá de vosotros misericordia, porque Jehová es Dios justo. ¡Bienaventurados todos los que confían en él!Por eso el Señor los espera, para tenerles piedad; por eso se levanta para mostrarles compasión. Porque el Señor es un Dios de justicia. ¡Dichosos todos los que en él esperan!
Misericordioso y clemente es Jehová; lento para la ira y grande en misericordia.El Señor es clemente y compasivo, lento para la ira y grande en amor.
Pero por esto fui recibido a misericordia, para que Jesucristo mostrara en mí el primero toda su clemencia, para ejemplo de los que habrían de creer en él para vida eterna.Pero precisamente por eso Dios fue misericordioso conmigo, a fin de que en mí, el peor de los pecadores, pudiera Cristo Jesús mostrar su infinita bondad. Así vengo a ser ejemplo para los que, creyendo en él, recibirán la vida eterna.
Pero, amados, no ignoréis que, para el Señor, un día es como mil años y mil años como un día.Pero no olviden, queridos hermanos, que para el Señor un día es como mil años, y mil años como un día.
Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor.Por lo tanto, manténganse despiertos, porque no saben qué día vendrá su Señor.
Rasgad vuestro corazón y no vuestros vestidos, y convertíos a Jehová, vuestro Dios; porque es misericordioso y clemente, tardo para la ira y grande en misericordia, y se duele del castigo.Rásguense el corazón y no las vestiduras. Vuélvanse al Señor su Dios, porque él es bondadoso y compasivo, lento para la ira y lleno de amor, cambia de parecer y no castiga.
Pero el que persevere hasta el fin, éste será salvo.Pero el que se mantenga firme hasta el fin será salvo.
Que prediques la palabra y que instes a tiempo y fuera de tiempo. Redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina.Predica la Palabra; persiste en hacerlo, sea o no sea oportuno; corrige, reprende y anima con mucha paciencia, sin dejar de enseñar.
Vengo pronto; retén lo que tienes, para que ninguno tome tu corona.Vengo pronto. Aférrate a lo que tienes, para que nadie te quite la corona.
Versículo de la Biblia del día
Vanidad y mentira aparta de mí, y no me des pobreza ni riquezas, sino susténtame con el pan necesario.
Reciba el Versículo Diario:
mailCorreo electrónico
facebookFacebook
twitterTwitter
androidAndroid
Plan de lectura de la Biblia
Registrar y configurar su plan de lectura de la Biblia que desea ver su progreso y el siguiente capítulo para leer aquí!
Aceptar Este sitio utiliza cookies