DailyVerses.netTemasVersículo al AzarRegistrar

Versículos de la Biblia sobre el Perdón

  • El que cubre una falta busca afecto,
    pero el que repite el asunto separa a los mejores amigos.
  • Sed más bien amables unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, así como también Dios os perdonó en Cristo.
  • Porque si perdonáis a los hombres sus transgresiones, también vuestro Padre celestial os perdonará a vosotros.
  • Soportándoos unos a otros y perdonándoos unos a otros, si alguno tiene queja contra otro; como Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros.
  • Y se humilla mi pueblo sobre el cual es invocado mi nombre, y oran, buscan mi rostro y se vuelven de sus malos caminos, entonces yo oiré desde los cielos, perdonaré su pecado y sanaré su tierra.
  • No juzguéis, y no seréis juzgados; no condenéis, y no seréis condenados; perdonad, y seréis perdonados.
  • Entonces se le acercó Pedro, y le dijo: Señor, ¿cuántas veces pecará mi hermano contra mí que yo haya de perdonarlo? ¿Hasta siete veces? Jesús le dijo: No te digo hasta siete veces, sino hasta setenta veces siete.
  • Él que encubre sus pecados no prosperará,
    mas el que los confiesa y los abandona hallará misericordia.
  • Pues tú, Señor, eres bueno y perdonador,
    abundante en misericordia para con todos los que te invocan.
  • Y cuando estéis orando, perdonad si tenéis algo contra alguien, para que también vuestro Padre que está en los cielos os perdone vuestras transgresiones.
  • ¿Qué Dios hay como tú, que perdona la iniquidad
    y pasa por alto la rebeldía del remanente de su heredad?
    No persistirá en su ira para siempre,
    porque se complace en la misericordia.
  • Por tanto, hermanos, sabed que por medio de Él os es anunciado el perdón de los pecados; y que de todas las cosas de que no pudisteis ser justificados por la ley de Moisés, por medio de Él, todo aquel que cree es justificado.
  • Porque el Señor vuestro Dios es clemente y compasivo, y no apartará su rostro de vosotros si os volvéis a Él.
  • Él mismo es la propiciación por nuestros pecados, y no solo por los nuestros, sino también por los del mundo entero.
  • Te manifesté mi pecado,
    y no encubrí mi iniquidad.
    Dije: Confesaré mis transgresiones al Señor;
    y tú perdonaste la culpa de mi pecado. (Selah)
  • En Él tenemos redención mediante su sangre, el perdón de nuestros pecados según las riquezas de su gracia.
  • Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros hemos perdonado a nuestros deudores.
  • Rasgad vuestro corazón y no vuestros vestidos;
    volved ahora al Señor vuestro Dios,
    porque Él es compasivo y clemente,
    lento para la ira, abundante en misericordia,
    y se arrepiente de infligir el mal.
  • Por tanto, arrepentíos y convertíos, para que vuestros pecados sean borrados, a fin de que tiempos de refrigerio vengan de la presencia del Señor.
  • Y Pedro les dijo: Arrepentíos y sed bautizados cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de vuestros pecados, y recibiréis el don del Espíritu Santo.
  • Si tu hermano peca, repréndelo; y si se arrepiente, perdónalo. Y si peca contra ti siete veces al día, y vuelve a ti siete veces, diciendo: «Me arrepiento», perdónalo.
  • ¿Está alguno entre vosotros enfermo? Que llame a los ancianos de la iglesia y que ellos oren por él, ungiéndolo con aceite en el nombre del Señor; y la oración de fe restaurará al enfermo, y el Señor lo levantará, y si ha cometido pecados le serán perdonados.
  • Abandone el impío su camino,
    y el hombre inicuo sus pensamientos,
    y vuélvase al Señor,
    que tendrá de él compasión,
    al Dios nuestro,
    que será amplio en perdonar.
  • Por tanto, habiendo pasado por alto los tiempos de ignorancia, Dios declara ahora a todos los hombres, en todas partes, que se arrepientan.
  • «Regresa, infiel Israel» —declara el Señor—,
    «no te miraré con ira,
    porque soy misericordioso» —declara el Señor—;
    «no guardaré rencor para siempre.»

Pero en tu gran compasión no los
exterminaste ni los abandonaste,
porque tú eres un Dios clemente y compasivo.
Leer más...

Versículo de la Biblia del día

El temor del Señor es aborrecer el mal.
El orgullo, la arrogancia, el mal camino
y la boca perversa, yo aborrezco.

Reciba el Versículo Diario:

Notificación diariaCorreo electrónicoFacebookAndroid-appEn tu sitio web

Versículo de la Biblia al Azar

Porque si hay buena voluntad, se acepta según lo que se tiene, no según lo que no se tiene.Siguiente versículo!Con imagen

Apoyar DailyVerses.net

Ayúdame a difundir la Palabra de Dios:
Donación